Ir al contenido

Dieta de la toronja

pomelo

Una de las dietas más exitosas durante mucho tiempo, aún desde antes que irrumpieran en el mundo de las dietas, las de recuento de calorías, las macrobióticas, y tantas otras alternativas dietéticas, ha sido la famosa dieta de la toronja. Fácil de llevar no requieres más que hacer unos pequeños cambios en tu rutina alimenticia. Económica por cuanto no tienes que complicarte con un alimento especial y caro, la toronja es un fruto presente en muchos países y es entonces de bajo costo y fácil adquisición, y tampoco es una dieta para extenuarte o matarte de hambre, la toronja basa su éxito en que quemagrasa y te hace sentir satisfecha.

La dieta de la toronja te aporta los nutrientes necesarios y las calorías que el cuerpo requiere para funcionar a cabalidad y claro ya sabemos que a veces le damos más de lo que realmente necesita, con unos pequeños ajustes y está dieta pondrás el motor de tu organismo a punto, para lucir y sentirte bien.

Primer día: Lunes: Desayuno: 1 vaso de leche descremada; 1 cucharada de hojuelas de avena. Merienda de media mañana: 1 vaso de jugo de toronjaAlmuerzo: 60 gramos de macarrones con jitomate  y albahaca; 1 porción mediana de pescado; 200 gramos de espinacas asadas con 1 cucharada de aceite de oliva. Merienda de media Tarde: 1 toronjaCena: 1 taza de sopa de verduras; 50 gramos de lechuga con 1 cucharada de aceite de oliva y una gotas de vinagre; 250 gramos de toronja; 1 panecillo.

Segundo día: Martes: Desayuno: 1 vaso de jugo de toronja; 3 galletas integrales.Merienda de media mañana: 1 toronja. Almuerzo: 60 gramos de arroz; 1 pechuga de pollo a la plancha; 200 gramos de berenjena. Merienda de media tarde: 1 yogur descremado. Cena: 50 gramos de jamón; 50 gramos de rábano con 1 cucharada de aceite de oliva y unas gotas de limón; 1 toronja.

Tercer día: Miércoles:  Desayuno: 1 café con leche; 35 gramos de pan integral tostado.Merienda de media mañana: 1 vaso de jugo de toronja Almuerzo: 60 gramos de espaguetis; 60 gramos de carne picada y salsa de tomate; 200 gramos de calabacines  al horno. Merienda de media tarde: 1 toronja Cena: Ensalada de papas hervidas; 1 huevo duro picado; 100 gramos de atún en aceite de oliva; 200 gramos de toronja.

Cuarto día: Jueves:  Desayuno: 1 taza de té; 3 galletas integrales. Merienda de media mañana: 1 vaso de leche descremada. Almuerzo: 60 gramos de arroz con jamón cocido; 200 gramos de zanahorias sazonadas con jugo de limón. Merienda de media Tarde: 1 vaso de jugo de toronjaCena: 120 gramos de merluza a la plancha con limón y perejil; 200 gramos de jitomate gratinado; 250 gramos de toronja.

Quinto día: Viernes:  Desayuno: 1 vaso de leche descremada con cereal bajo en grasa. Merienda de media mañana: 1 vaso de jugo de toronja, Almuerzo: Macarrones preparados con 100 gramos de queso; 200 gramos de pimiento; 1 toronja. Merienda de media Tarde: 1 taza de café con leche descremadaCena: Hamburguesa de carne a la plancha; 200 gramos de acelgas hervidas; 1 toronja

Sexto día: Sábado: Desayuno: 1 yogur de frutas. Merienda de media mañana: 1 toronja. Almuerzo: 60 gramos de arroz; 100 gramos de carne de ternera a la plancha; 200 gramos de betabel hervida. Merienda de media Tarde: 1 vaso de jugo de toronja. Cena: 1 muslo de pollo asado; 50 gramos de lechuga; 1 toronja

Séptimo día: Domingo:  Desayuno: 1 vaso de leche descremada; 3 galletas integrales. Merienda de media mañana: 1 vaso de jugo de toronja. Almuerzo: 60 gramos de tallarines con carne, salsa de tomate y albahaca; 200 gramos de ejotes aderezados con aceite oliva; 1 panecillo. Merienda de media Tarde: 1 toronja. Cena: 1 tortilla de un huevo; 200 gramos de arvejas,  1 toronja; 1 panecillo.

Como todos los regímenes de pérdida de peso, hay que tomar en cuenta algunas condiciones que favorecen precisamente lo que se trata de lograr: perder peso. Y aunque para algunos la dieta de la toronja tiene efectos temporales, lo que es cierto es que luego de la pérdida de peso como sucede con ésta y cualquier otra dieta, hay que mantenerse en el control del peso. Pensarse que llegado a un determinado peso se pueden retomar los malos hábitos alimenticios sin preocuparse de ganarlo otra vez, resulta realmente un pasaporte al fracaso, hay que ser constante para mantenerse en el peso.

Mientras dura la dieta de la toronja o pomelo, hay que mantener una rutina de ejercicios con apenas unos minutos diarios de caminata se ayuda al cuerpo y también unas rutinas de gimnasio tienen grandes efectos en la salud en general y en la dieta. Hay que dormir bien  porque la fatiga ligada al cansancio también nos provoca a comer en exceso, beber bastante agua es vital.

Cuando ha pasado el tiempo de la dieta hay que evitar las grasas y los alimentos azucarados, hay que continuar la rutina de gimnasio, hay que beber mucha agua y hay que alimentarse saludablemente. Como mantenimiento hay que consumir 1 toronja antes de cada comida y convertirla en nuestra merienda de siempre. Con poco esfuerzo, toronjas y mucha constancia se puede lograr alcanzar el peso deseado y lo que es más difícil mantenerlo, que es cierto, difícil pero no imposible.

Imagen: Vía