Ir al contenido

Recetas con Pomelo

Grapefruit, Pomelo

A la hora de hacer dietas correctamente, se sabe que hay que cambiar una serie de hábitos alimenticios a lo largo del tiempo, y con la idea de que sea un aprendizaje que continúe aún cuando hemos logrado del peso que esperábamos.

Cuando esto es así, solemos pensar que a nuestro alrededor no existen tantos alimentos sanos como comidas en el día, porque estamos acostumbrados a alimentarnos siempre con lo mismo.

Debes saber que cuando de encuentras en un plan de adelgazamiento, o simplemente alimentándote de manera sana para mejorar tu salud, tienes que incorporar muchas frutas, verduras, hortalizas, y hasta algunas ni las conoces.

Las propiedades de los cítricos son indiscutibles, y es necesario que se encuentren en tu dieta o en tu plan alimentario, sobre todo por la cantidad de vitamina C que contienen.

Uno de estos cítricos que le hacen tan bien a la salud es el Pomelo. Es menos común que las naranjas y las mandarinas en las preparaciones de cocina, pero si te gusta, no por eso vas a dejar de utilizarlo. Aquí te presentaremos algunas de las recetas que existen para este cítrico.

Puedes hacerte una especie de helado o sorbete de una manera muy sencilla. Antes que nada debes extraer el jugo de pomelo, hasta lograr 50ml. En una cacerola pon agua y azúcar (que puede ser edulcorante en polvo), y cocina sin que hierva; a esa preparación le agregarás el jugo de pomelo y dejarás enfriar.

Por otro lado batirás dos claras de huevo a punto nieve, y a esa preparación le agregarás el jugo. Lo llevarás al freezer, y es aquí donde está el secreto de un buen sorbete. Lo tienes que sacar cada una o dos horas para batirlo y nuevamente dejarlo enfriar. Así hasta que tome la textura que tú quieras. Un idea especial para el verano porque es súper fresca.

Y aunque no creas muchos chefs utilizan frutas y verduras para hacer ensaladas. De hecho, puedes hacer una muy sencilla en tu casa. Lo primero que tienes que hacer es encontrar pomelos bastante grandes, porque el recipiente que guardará la ensalada serán las cáscaras de pomelo.

A la pulpa que retires de los pomelos, la cortarás en cuadrados, junto con tomates, diversas lechugas, quesos o lo que quieras; la condimentarás en un recipientes  y antes de servir as colocarás en las canastitas que quedarán hechas con las cáscaras de pomelo.

De esta forma tienes un plato principal y un postre listos para disfrutar.