Saltar al contenido

Variedades de la toronja

pomelos

Como sucede con frutos y vegetales conocidos, las variedades de la toronja no son algo que desconozcamos hoy en día, aunque si desconocemos el origen exacto de este preciado fruto, se sabe que ya existía en la antigüedad y que las mujeres de muchas culturas le reconocían ya desde tiempo inmemorial propiedades de salud y belleza, en este último caso, adelgazante, quemagrasa y embellecedor. Como adelgazante, la popularidad de la toronja para perder peso, la sitúa como uno de los alimentos más populares para dietas naturales, y aunque deliciosa en algunas variedades modificadas, originalmente suele ser ligeramente ácida, con muchas pepitas y corteza dura, como piel blanca gruesa, pero abundante agua, muchos nutrientes y efecto saciante, la hacen perfecta para mantener la línea.

Existen dos conocidas variedades de toronja, aunque por su corteza, cantidad de semillas y otras características existan más. Las variedades conocidas se denominan: toronjas amarillas: son las más conocidas y las que han existido desde siempre, y deben el nombre al color amarillo de su carne, son gruesas en la piel y muy aromáticas, tienen además muchas semillas y una cualidad de ser muy jugosas, aunque el jugo como se sabe no tenga un sabor agradable, esa jugosidad vienen bien para su consumo como fruto que es como más provechosa resulta. Tienen además muchas pepitas, alrededor de 50 a 70 y alcanzan su punto de madurez entre los meses de diciembre a mayo. Entre estas toronjas amarillas se ubican las denominadas Marsh, Duncan y Oroblanco.

Toronjas rosadas: deben su nombre a su piel rosada y la pulpa rojiza, florecen de noviembre a mayo, son jugosas, son las toronjas más jóvenes porque se conocen desde principios del siglo XX cuando surgieron de cruce de algunos ejemplares de las Marsh, hoy son las más conocidas y las más apetecidas, y existen una gran variedad de ellas, denominadas: Sweety, Thriumph, Pinkmarsh, Melogold y Burgundy.

Imagen: Vía